miércoles, 13 de diciembre de 2017

Los 12 días de Yule y la Noche de las Madres

Yule, Jule o Jól es con diferencia la más grande y sagrada de las fiestas tanto en el actual Ásatrú, cómo en la antigua cultura germánica y nórdica. Es un tiempo poderoso, el más mágico y potente del año. Los dioses, los espíritus de los muertos, los trolls, alfar, disar y multitud de espíritus de la naturaleza vagan libres por Midgard, nuestro mundo, durante las larguísimas noches de diciembre y la cacería salvaje está en su apogeo. Todos los mundos convergen con el nuestro durante este tiempo, porque se rompen las barreras que nos separan, reina el caos, se produce la destrucción del orden, y ocurre una especie de pequeño fin del mundo, que cuando acabe este ciclo, con el solsticio de invierno, se volverá a formar de nuevo y reinará otra vez el orden, y todo volverá a la normalidad. Grandes festejos son llevados a cabo durante esta festividad que dura muchos días, ya que es un tiempo de unión con la familia y el clan, y de reunión entre los vivos y los espíritus.


Si no sois asatruar y leéis esta entrada, vais a encontrar muchas similitudes con la navidad que ya conocéis, sobre todo con aspectos que provienen del mundo anglo-sajón, ya que los cristianos asimilaron todas estas antiguas celebraciones, pero quizás toda esta información histórica, os ayude también a entender de donde provienen estas festividades.

Aunque por lo general celebramos 12 o 13 días de Yule, dependiendo de la persona o tradición (incluso hay sitios que celebran solo 7 días, recordad que la cultura germánica ha estado presente en zonas muy extensas de Europa, en paises distintos, y en un tiempo muy extenso de la historia, así que podemos encontrar diferencias) dependiendo de la persona o tradición, en general Yule no es un momento concreto, que ocurre un día nada más, sino que se considera un mes sagrado, donde se hacen muchísimas actividades para celebrarlo. También considero importante mencionar, que si contamos desde el 25 de diciembre hasta el 6 de enero, dos importante festividades cristianas, tenemos los 12-13 días, ya que ellos adoptaron las festividades germánicas precristianas.

En esta entrada yo hablaré de "los 12 días de Yule", simplemente porque yo celebro 12, pero podéis cambiarlo a 13 o los que vosotros celebréis si empezáis o termináis antes o después vuestra celebración. Por otra parte también es difícil no dudar entre si celebrar 12 o 13 ya que ¿qué hacemos, terminamos el 31 o seguimos hasta el 1?

Los 12 días de Yule comienzan con La noche de las madres, La noche madre, Mothernight o Modirnaetur, que comienza justo la noche antes del solticio de invierno, por lo general el día 20, y los 12 días termínan el 31 de diciembre con la Doceaba Noche, y el año nuevo. Los 12 días marcan el espacio entre el año saliente y el nuevo año entrante. Hablabamos de que es un momento muy poderoso, el espacio entre la primera puesta de sol (noche de las madres) y el último amanecer de Yule (último día) es el momento más poderoso del año, son noches en que el Wyrd puede ser cambiado, se establece el destino. Los juramentos más poderosos y solemnes son hechos durante Yule (recordemos que en Ásatrú jurar es algo muy importante, relacionado con el honor y que no se hace a la ligera). Ningún sumbel es más poderoso que el realizado dutante la medianoche de la doceaba noche. El primer día del año marca nuestro orlög, y todo lo que se diga y haga ese día establecerá como será este nuevo año entrante para nosotros.

En la antiguedad Yule comenzaba la noche antes del solsticio de invierno (así que en la actualidad, si celebras de esta forma estrictamente, tu celebración puede variar de 13 a 10 días más o menos, o bien puedes continuarla en enero para que sean 12 días), como hemos dicho comenzaba en la Mothernight, donde honraba a las disar y probablemente a Frigga, en la actualidad además de todo esto se celebra en familia y se recuerda a los ancestros femeninos de la familia. La celebración la dirige la mujer de la casa, en representación de todos los espíritus de los ancestros femeninos que cuidan del kin. 

Yule es un tiempo de transición entre la oscuridad y la luz, esta oscuridad llega a su fin con el Solsticio de Invierno, la noche más larga del año. Así que en esta festividad se celebra también el retorno de la luz y el orden cósmico. Pero durante las largas noches de diciembre (o desde octubre a diciembre) reina la oscuridad, de hecho lo llamamos periodo de oscuridad, los seres humanos tienen  más dificultad para controlar su propio mundo, y todos los wights, incluido trolls, hombres lobo, elfos, duendes, espíritus de la naturaleza, espíritus desencarnarnados, ancestros, etc, vagan libres por Midgard, algunos causando el caos, o buscando venganza, y otros ayudando a los suyos. Se dice que no es bueno permanecer solo durante Yule, porque entonces tu única compañía serían los trolls y los muertos, que podrían influir sobre tí. También se dice que Yule es un tiempo en el que ocurren cosas muy extrañas. 

Cómo explicamos en la entrada de Winternights, y en la de La cacería salvaje, Odín cobra importancia en este tiempo, aunque también lo hace Holda (Pertcha/Bertcha) en su versión más centroeuropea, sobre todo durante diciembre, como una antigua forma germánica de Frigga. Hablaremos más ampliamente sobre esto en otras entradas sino esta se haría extensísima. Se hacen por tanto blóts  a Odín/Holda, pero también a Sunna y Balder, debido a que durante el solticio regresa el sol, además se hacen blots a Frey para pedir abundancia para el nuevo año. Y por supuesto, en la noche de las madres, se hace un blót a las Disar.

Durante los 12 días de Yule se hacen ofrendas en el exterior de las casas para que la cacería salvaje se sacie, y también para los espíritus de los difuntos, es un tiempo para finalizar proyectos y zanjar asuntos inconclusos, para el regocijo, para la reflexión sobre lo que hemos hecho mal o bien durante el año que concluye. Se decora la casa, se hacen grandes banquetes, y cocinan platos especiales, y dulces. Se construyen ruedas solares que se  queman, al igual que hicimos en Midsummer, cómo símbolo de la vuelta del sol. Si queremos hacer trabajo espiritual o religioso específico para los 12 días, en mi opinión hay un ejercicio que me gusta para esos días, y es honrar cada día a un dios, leer o estudiar sobre él, leer mitos relacionados con él, de igual modo, también podéis únicamente dedicar un momento de cada uno de los 12 días a sentarte y leer solo sobre los mitos de cada uno de los dioses. En cuanto al nuevo año, es tiempo de hacer juramentos y brindis, de comenzar nuevos proyectos y aventuras, y de grandes celebraciones, y además, es el momento de entregar regalos a los seres queridos. 

Los símbolos que se usan son cabras, jabalíes, ruedas solares, serpientes entrelazadas. Lo verde y la vegetación perenne de invierno cobra mucho protagonismo, se decora con acebo, pino y tejo, también con muérdago, de nuevo el mito de la muerte de Balder está muy presente, porque hoy regresa el sol-Balder, y el muérdago tiene que ver con su muerte, además las ramas de muérdago se consideran un puente entre los vivos y los muertos, y toda la tradición germánica del múerdago gira en torno a esto, a la muerte, puede verse como un ayudante para que los espíritus pasen a nuestro mundo.

Hemos hablado mucho sobre los distintos tipos de espíritus, sobre que es una época oscura, y sobre que vagan libres, pero a diferencia de lo que pasa en Winternight, durante los días de Yule, nos centramos en honrar a los ancestros y festejar con ellos, la tradición dice que durante estos días, ellos están cerca de nosotros y nos protegen de todo mal y bendicen a los vivos.

He leido algo curioso sobre los perros y los gatos, a los que también se les daba alimento del banquete al celebrar, y lo más curioso es que metían en el interior a los perros para que no ladraran durante la noche a los espíritus que vagaban por el lugar. 

Otras tradiciones que se celebran,  de algunas os iré hablando en entradas separadas son: 

La cabra de Yule: con la que adornamos haciendo cabras de paja trenzada, pero que probablemente deriva de los machos cabríos que tiran del carro de Thor (para algunos Papá Noel deriva de Thor, para otros de Odín [Julfadr]), y que posteriormente en escandivania derivaron a la tradición de que una cabra, la Cabra de Yule, Yule buck o Julbock, que trae los regalos. Podemos encontrar cuentos y postales con la cabra de Yule y un Tomten, realmente preciosos.

El árbol de Yule: del que provienen nuestros árboles de navidad tan conocidos, es una antigua celebración donde se llevaba lo verde, la vida, la fertilidad que moría durante el invierno, al interior, para intentar conservarla y que volviera la vida a la tierra más adelante. También se ponía como un gesto para invitar al hogar a los alfar, disar y otros espíritus amigables, para que en este tiempo tan oscuro estuvieran en familia en un lugar acogedor.

El Yule-log: que es un trozo de tronco que se guardaba durante todo el año y se quemaba en el siguiente Yule, trayendo suerte y protección, debía arder durante toda la noche. Se guardaban pedazos de ese tronco para que diera suerte durante el año, y el leño del año siguiente debía encenderse con un pedazo del leño del año anterior. En nuestro tiempo, ya que hay mucha gente que no tiene chimenea, lo que se hace es encender durante todas las puestas de sol una misma vela, que apaga cada noche la última persona que se vaya a dormir.

El jabalí de Yule: tradición que deriva del jabalí sagrado de Frey, animal que representa la fertilidad, de aquí deriva el hecho de que el cerdo sea la comida tradicional de Yule, los que se reunen para festejar, unen sus manos alrededor del cerdo y dicen plegarias, bendiciones, piden deseos antes de comerlo, y se dice que el cerdo/jabalí eleva estas peticiones hasta los dioses. En nuestra época, en muchos países, en vez de sacrificar un cerdo se preparan comidas con forma de jabalí, por ejemplo tartas, galletas, panes, y otros alimentos hechos de trigo. 

Y todo esto no es más que un resumen, porque las tradiciones y la historia de Yule son tan antiguas y extensas, que podríamos estar años y años hablando de ellas, y por eso prefiero extenderme más en otras entradas que iré subiendo, espero que os haya gustado, y que os haya servido. 
Es una entrada original de Gudrun Álfardóttir, todos los derechos reservados.

Bibliografía usada para escribir esta entrada:
Our Troth, Volumen 2
A practical heathen's guide to Asatru, de Patricia M. Lafayllve
Y muchas cosas que he leído otros años y que realmente no recuerdo de dónde saqué.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un éxito de tema este un abrazo te animo a continuar con lo que haces, eres guía para nuevos paganos.

Dandelion Gudrun Álfardottir dijo...

Muchas gracias, eso me anima bastante.

Santiago Cesar dijo...

Hola como estas?
Te felicito por el Blog, esta muy completo.
Tengo una duda acerca de Yule y espero me la aclares.
Yo soy de Argentina y Aqui el 21 De4 diciembre comienza el verano, digamos que lo mas apropiado es festejar midsummerblot pero segun tu post escrito aqui queria saber tu opinion de que es lo mas apropiado.

Festejo el Yule ahora en Verano? y Midsummer en invierno?

Festejo Yule en Inviero y Ahora Midsumer?

Me ayudaS?

Dandelion Gudrun Álfardottir dijo...

Hola Santiago, no te había contestado simplemente porque en diciembre no paro de hacer cosas y no había leído los comentarios. A ver, hay personas que hacen las dos cosas, en mi opinión, lo lógico es que celebraras Midsummer, porque deberías seguir las estaciones y los cambios climáticos naturales de tu hemisferio,lo que pasa, es que por culpa del cristianismo y del tema comercial, en tu hemisferio se celebra la navidad en diciembre, lo lógico que es que celebres Midsummer, aunque todo a tu alrededor esté adornado acorde con Yule. Piensa que allí lo que va a suceder es el Solsticio de Verano, no el de invierno, y que nosotros no tenemos nada que ver con la supuesta fecha del nacimiento de cristo.