Hárbardzljód

Hárbardzljód

El canto de Hárbard

Tor volvía de la parte del este y llegó ante un estrecho. Al otro lado del estrecho estaba el barquero con su barca. Tor gritó:

1
"¿Qué mozo mocito   a aquel lado se tiene?"

Él respondió:

2
"¿Qué gran grandullón   llamó desde allá?

Tor dijo:

3
"Pásame el agua,   te daré con que almuerces;
zurrón yo cargo,   no hay comida más buena;
gustoso festín   me di yo en casa
de arenques y migas.   ¡Todavía estoy lleno!"

El barquero dijo:

4
"Como de temprana proeza te jactas tú de tu almuerzo.
Pero para presentir no eres bueno: están tristes los tuyos,
tu madre, entérate, ha muerto."

Tor dijo:

5
"¡La cosa has dicho   que más causaría
gran sensación,   que mi madre muriese!"

El barquero dijo:

6
"Nadie diría   que tienes tres buenas casas:
vas piernas al aire,   un mendigo pareces.
¡Ni calzones siquiera traes!"

Tor dijo:

7
"Ven con el bote,   te diré a dónde iremos.
¿Mas de quién es la barca   que en tierra retienes?"

El barquero dijo:

8
"Hildolf se llama   el que en ella me puso,
un bravo señor;   en el estrecho de Rádsey vive.
Me mandó no pasara a bandidos ni a ladrones de caballos,
sólo a gente de bien   y por mí conocida.
¡Dime tu nombre,   si quieres pasar!"

Tor dijo:

9
"Mi nombre diré,   aunque soy proscrito,
y origen completo:   soy hijo de Odín,
el hermano de Meili,   el padre de Magni,
el dios de la fuerza.   ¡Ante Tor te encuentras!
Ahora soy yo   quien tu nombre pregunta."

 El barquero dijo:

10
"Harbard me llamo   y jamás lo oculté."

Tor dijo:

11
"¿Por qué lo ocultaras   no siendo proscrito?"

Hárbard dijo:

12
"Aunque fuese proscrito, frente a uno como tú
salvar mi vida sabría,   no siendo mi hora."

Tor dijo:

13
"Feo estaría que tuviera que pasar estas aguas
vadeando hasta allá   y mi carga mojando.
Pero ese descaro tuyo, jovencito,
me lo vas a pagar,   como pase el estrecho."

Harbard dijo:

14
"Aquí me estaré   y aguardándote estoy:
con nadie más recio has dado desde que Hrúngnir murió."

Tor dijo:

15
"A recuerdo tú traes   mi lucha con Hrúngnir,
el fiero gigante   con cráneo de piedra.
¡Mas yo lo maté   y arrojé por tierra!
¿Qué hacías tú mientras tanto, Hárbard?"

Harbard dijo:

16
"Con Fiólvar yo   pasé cinco años
en esa la isla   que Algron se llama;
allá combatimos   e hicimos muertos,
aventuras tuvimos,   ganamos mozas."

Tor dijo:

17
 "¿Y cómo os salieron aquellas mujeres vuestras?"

Hárbard dijo:

18
"Diligentes mujeres,   de habernos oído,
tratables mujeres,   de habernos amado.
Cuerdas de arena   trenzaban ellas
y el fondo escardaban   por hondos valles.
Superé yo en maña,   yo sólo, a todas:
con las siete hermanas dormí   y todos gocé sus amores.
¿Qué hacías tú mientras tanto, Tor?

Tor dijo:

19
 "Yo a Tiazi maté,   al terrible gigante,
y arriba los ojos   del hijo de Alvaldi
al claro lancé.
¡Prueba excelente   son de mis hechos!
¡A la vista han quedado de todos!
¿Qué hacías tú mientras, Hárbard?

Hárbard dijo:

20
"Grandes yo tuve   amoríos con brujas
que yo a sus maridos quitaba.
Por recio gigante   tenía yo a Hlébard:
vara hechicera él me dió,
le quité yo su fuerza con ella."

Tor dijo:

21
"De mal modo pagaste entonces aquel buen regalo."

Hárbard dijo:

22
"Lo que a otro le raspa   se lleva el roble.
¡de sí cada uno se cuide!
¿Qué hacías tú mientras, Tor?"

Tor dijo:

23
"Al este yo estaba   matando malignas, 
esposas de ogros,   la trota-montañas.
¡Muchos serían   si todos viviesen!
¡Vacío de hombres   estaría el Mídgard!
¿Qué hacías tú mientras, Hárbard?"

Hárbard dijo:

24
"En Válland yo estaba   guerras haciendo:
malmetía a los jefes,   jamás conciliaba.
A los jarlar que caen   Odín los recibe.
¡Los esclavos a Tor le van!"

Tor dijo:

25
"Desigual sostén   a los dioses darías
si tú decidieras sus gentes!"

Hárbard dijo:

26
"Forzudo es Tor,   pero nada valiente:
cobarde y con miedo   en el guante entraste,
que no parecías tú Tor.
¡Ni estornudo ni pedo   soltaste entonces
por miedo a que Fiálar   oírte pudiese!"

Tor  dijo:

27
"¡Hárbard marica!   ¡Te arrojaba yo a Hel
si pudiera pasar el estrecho!"

Hárbard dijo:

28
"Pasarlo por qué,   si en nada te ofendo.
¿Qué hacías tú entonces, Tor?"

Tor dijo:

29
"Al este yo estaba   guardando el río
cuando allá me llegaron   los  hijos de Svárang;
la emprendieron con piedras,   mas poco lograron,
que luego la paz   me pidieron ellos.
¿Qué hacías tú mientras tanto, Hárbard?"

Hárbard dijo:

30
"Al este yo estaba   en tratos con una,
en juegos y encuentros   con blanca muchacha:
me alegraba gozosa   la fúlgida niña."

Tor dijo:

31
"Fue entonces una buena moza la que te conseguiste."

Hárbard dijo:

32
"Me hubiera hecho falta,   oh Tor, tu ayuda
para retener a la blanca muchacha."

Tor dijo:

33
"Te la habría ofrecido,   si allí hubiera estado."

Hárbard dijo:

34
"Y yo te creería,   si no me engañaras."

Tor dijo:

35
"¡No muerdo yo el talón   como bota de cuero en verano!"

Hárbard dijo:

36
"¿Qué hacías tú mientras, Tor?"

Tor dijo:

37
"Mujeres berserkers   mataba yo en Hlésey:
hacían gran mal,   a la gente hechizaban."

Hárbard dijo:

38
"¡Mujeres mataste,   oh Tor tan bellaco!"

Tor dijo:

39
"Más eran lobas   que eran mujeres: 
destrozaron mi barco   que varado tenía,
me atacaron con mazas de hierro
en fuga pusieron a Tialfi.
¿Qué hacías tú mientras Hárbard?"

Hárbard dijo:

40
"Con la hueste yo estaba   que vino hasta aquí,
alzada la enseña,   a teñir sus lanzas."

Tor dijo:

41
"¡Y lo dices tú mismo, que nos viniste a atropellar!"

Hárbard dijo:

42
"Aquí te indemnizo   con este mi anillo,
como en pago pondría   quien fuera a ajustarnos."

Tor dijo:

43
"¿Dónde aprendiste   tan viles palabras,
que nunca yo oí   palabras más viles?"

Hárbard dijo:

44
"Las aprendí de la decrépita gente que habita los estercoleros del mundo."

Tor  dijo:

45
"¡Bonito nombre das tú a los túmulos llamándolos los estercoleros del mundo!"

Hárbard dijo:

46
"Eso considero yo que vienen a ser."

Tor dijo:

47
"Tu lioso hablar   pagarás tú caro
como yo el estrecho vadee:
mayores aullidos   darás que el lobo
como encima te pegue el martillo."

Hárbard dijo:

48
"Con su amante está Sif.   ¡Corre a buscarlo 
y pégale a él,   que más te valdría!"

Tor dijo:

49
"Cosas te inventas   que rabia me den.
¡Sé yo que mientes,   bribón miserable!"

Hárbard dijo:

50
"De verdad te lo digo,   y te estás demorando.
¡Irías ya lejos, Tor,   de llevar otra cara!"

Tor dijo:

51
"¡Hárbard marica,   que aquí me retienes!"

Hárbard dijo:

52
"¡Nunca pensé   que a Asa-Tor un zagal
pudiera impedirle el camino!"

Tor dijo:

53
"Te doy un consejo:   ven aquí con la barca,
basta de riñas.   ¡Recoge al padre de Magni!"

Hárbard dijo:

54
"¡Anda ya y vete,   que a ti no te paso!"

Tor dijo:

55
"Pues dime el camino,   si no quieres pasarme."

Hárbard dijo:

56
"No se niega ese poco;   mucho hay que andar;
un rato hasta el tronco,   otro a la piedra,
coge el camino a la izquierda,
y hasta que llegues a Vérland;
Fiorgyn allí   a Tor, a su hijo, lo espera
y ella le indicará el camino a casa
a las tierras de Odín."

Tor dijo:

57
"¿Podré llegar hasta allí hoy?"

Hárbard dijo:

58
"Llegaras, y con pena y fatiga, a la salida del sol,
pues me parece a mí que va a deshelar."

Tor dijo:

59
"Acabemos ya la conversa, 
pues solo con burlas respondes.
¡Me pagarás el no haberme pasado,
si otra vez nos vemos!"

Hárbard dijo:

60
"¡Anda ya y vete, y que te lleven entero los demonios!"