viernes, 15 de diciembre de 2017

El árbol de Yule y los adornos de hoja perenne: El origen del árbol de navidad

Durante Yule, los asatruar, cómo tantas personas del mundo que son de distintas religiones, ponemos un árbol que decoramos, lo que comúnmente en la actualidad se conoce como el árbol de navidad, pero ¿cuál es su origen? claramente es una tradición muy antigua y que proviene de la cultura germánica, hoy vamos a hablar sobre ello.


Cómo dijimos en la entrada de Yule, los antiguos germanos y nórdicos decoraban sus hogares con ramas de árboles y plantas perennes que no morían en invierno, el pino, el abeto, el acebo, el tejo y el muérdago eran muy tradicionales. 

Aunque en la actualidad tenemos la costumbre de poner un árbol, según los registros escritos que han quedado, en escandinavia, en la antiguedad lo común era poner una rama, no el árbol entero. Esta rama era decorada con velas y adornos, y se ponían debajo los regalos. La costumbre del árbol entero proviene del sur de Alemania, y no llego a los países escandinavos hasta el siglo pasado. 

En cambio sí se hacían coronas con ramas de árbol y se decoraban, y tanto la simbología de poner un árbol de hoja perenne y decorarlo, como la simbología de decorar con ramas de árboles de hoja perenne es la misma, ya sea en forma de guirnaldas, coronas o una única rama. 

También los escandinavos tenían una tradición anterior a la llegada del árbol de navidad tal y como lo conocemos, llamada Vardträd o árbol guardián, donde usaban un abedul, tilo, fresno o roble, que hacían crecer dentro del salón donde vivían y ellos pensaban que en ese árbol habitaban los house wights o espíritus caseros o guardianes del hogar. A este árbol le hacían ofrendas de gachas de avena, leche, cerveza y licor durante Yule. Esos espíritus guardianes eran similares a lo que hoy en día se conoce en escandinavia como Tomte o Nisse, que aparecen muchas veces en tarjetas, decoraciones, cuentos, etc, con la imagen de lo que nosotros conocemos como David el Gnomo y que no es más que una especie de espíritu casero que ayuda en las tareas del hogar, cuida de la granja o casa, y de los animales y la familia que vive allí, los protege del mal y de las enfermedades, si se le trata bien (y creo que debería hacer una entrada sobre esto porque siempre estoy hablando por todas partes del Tomte.)

Antiguamente, los primeros cristianos iniciaron la superstición de que traía mala suerte meter las ramas de árboles en casa antes del 21 de diciembre, eso es porque los heathens comenzaban a preparar todo decorando profusamente la casa con ramas de árboles y plantas para preparase para el 21 que es un día importante de celebración, y por tanto los cristianos, solo decoraban durante cuatro días, hasta llegar a su 25 de diciembre. Era una manera de cristianizar las fiestas.

Pero ¿cuál es la simbología de usar ramas de árboles de hoja perenne? Simbolizan la vida y la muerte, la vida que permanece durante la época oscura y que representa la promesa de que la vida volverá a la tierra cuando termine el invierno, y meterlos al interior es una manera simbólica de asegurar que no muera lo verde, de protegerlo y de que realmente vuelva en primavera. Pero también simboliza el verdor, la fertilidad y la vegetación maravillosa que encontramos en los mundos de los dioses, como Vanaheim y Asgard. Otro motivo para meter hojas perennes en el hogar era hacer un acto de invitación a los elfos, disar, y otros espíritus amigables y benevolentes para que pudieran permanecer en el hogar confortablemente junto a la familia, durante un tiempo tan frío y duro, y de esta manera pudieran favorecer también a la familia. 

En la tradición lapona, o de los pueblos sami del norte de Noruega, Suecia y Finlandia, el árbol era el centro de la festividad, se ponía para hacer ofrendas a los dioses y espíritus, también representaba a un poderoso wight al que se le hacían ofrendas.  

En cuanto a la simbología de algunas de las plantas usadas, el acebo se relaciona con los elfos de los túmulos. El tejo se consideraba el mejor de los árboles de Yule, pero tiene el inconveniente de que todas sus partes son muy venenosas, y en la actualidad se considera que no se debería meter en una habitación cerrada y con calefacción ya que con el calor las toxinas son liberadas al aire, y tampoco se debe usar si tenemos niños o mascotas por su toxicidad. El muérdago, está relacionado con el mito de la muerte de Balder, porque en el solsticio de invierno regresa el sol-Balder, y el muérdago tiene que ver con su muerte, (recordemos que murió con una flecha hecha con muérdago AQUÍ PODÉIS LEER EL MITO COMPLETO), además las ramas de muérdago se consideran un puente entre los vivos y los muertos, y toda la tradición germánica del muérdago gira en torno a esto, a la muerte, puede verse como un ayudante para que los espíritus pasen a nuestro mundo.

En nuestra época, en Ásatrú, el árbol es visto como un símbolo del árbol de mundo, Yggdrasil, por lo que se corona con un águila y se pone una serpiente o dragón en su base, incluso de pueden añadir más cosas que representen a los animales que habitan en Yggdrasil, se siguen poniendo los regalos debajo, pero también se ponen ofrendas para los muertos, los dioses y los espíritus benignos. Muchos asatruar ponen adornos específicos en su árbol, como manzanas, nueces, piñas, ruedas solares, guirnaldas hechas con arándanos, pequeños barcos, galletas o pequeños panes o pasteles con formas sagradas, figuras de animales como cisnes, caballos, jabalíes, y otros animales sagrados en nuestra tradición,  no suelen ponerse velas por que es peligroso, y muchos otros prefieren poner un árbol más genérico con adornos modernos pero que no incluyan ninguna simbología cristiana, es decir bolas y adornos comunes, incluidas las luces modernas. 

También era muy común en la antiguedad y lo es en la época actual confeccionar coronas de ramas de pino o paja entrelazada, y decorarlas con nueces, manzanas y otros símbolos que ya hemos comentado, y se añaden deseos y bendiciones escritas en papelitos, estas coronas poseen la simbología de la rueda del año y si se encienden velas a su alrededor, también simbolizan ruedas solares.  

Esto es todo por esta entrada especial para Yule, espero que os haya gustado mucho y que os pueda ayudar a decorar vuestra casa de una manera más acorde a nuestra tradición. 
Es un texto original de Grudrun  Álfardottir, todos los derechos reservados.

Bibliografía usada como documentación:
Our troth, volumen 2 
También he añadido mucho de lo aprendido desde hace muchos años. 

No hay comentarios: